E-Recursos

BUSINESS INTELLIGENCE: La habilidad para transformar los datos en información y la información en conocimiento

User Rating: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

Proyectar resultados, prever el comportamiento de los clientes, anticiparse. Todo eso y más son capaces de lograr las empresas que utilizan Inteligencia de Negocios o BI en torno a los objetivos de su negocio; una solución que ya cuenta con un buen número de seguidores a la vez que busca ganar mayores cuotas de mercado.

Hace algunos años, hablar de Business Intelligence suponía comenzar a explicar desde cero las bondades de una nueva “panacea”, pero hoy estamos en una etapa diferente del estado de la industria de la Inteligencia de Negocios, donde el foco está centrado en la gestión de desempeño y para gran parte del mundo empresarial, BI es un tema conocido y goza de importantes cuotas de credibilidad.

 En un artículo de 1958, el investigador de IBM Hans Peter Luhn utiliza el término Inteligencia de Negocio, definiéndolo como “La capacidad de comprender las interrelaciones de los hechos presentados en tal forma como para orientar la acción hacia una meta deseada”, y desde que la idea de BI fue introducida a mediados de los años 60, no ha dejado de evolucionar a soluciones más efectivas y adaptadas al nuevo entorno tecnológico imperante.

Hablamos de una estrategia empresarial que persigue incrementar el rendimiento de la empresa o la competitividad del negocio a través de la organización inteligente de sus datos históricos (operaciones diarias o transacciones), usualmente residiendo en Data Warehouse corporativos o Data Marts departamentales. Para simplificar, BI es la habilidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en los negocios. Va a actuar como un factor estratégico para una empresa u organización, generando una potencial ventaja competitiva, que no es otra que proporcionar información privilegiada para responder a los problemas del negocio: entrada a nuevos mercados, optimización de costes, análisis de perfiles de clientes, control financiero, planificación de la producción, rentabilidad de un producto concreto, análisis de tendencias y “predicción del futuro”, informes/reportes centralizados, etc…Los principales “productos” de BI usualmente son los siguientes: Cuadros de Mando Integrales, Dashboards corporativos, KPI (Key Performance Indicators), CPI (Corporate Performance Indicators), Reportes, informes y gráficos de todo tipo, entre otros muchos.

En definitiva, una solución BI completa permite Observar¿qué está ocurriendo?; Comprender ¿por qué ocurre?; Predecir ¿qué ocurriría?; Colaborar ¿qué debería hacer el equipo? y Decidir ¿qué camino se debe seguir?.

En conclusión, BI supone una herramienta moderna que ayuda a las empresas en su camino hacia la disrupción, facilitando el análisis del pasado y el uso de herramientas estadísticas de predicción, otorgando a sus usuarios la posibilidad y oportunidad de estar un paso delante de sus competidores y mejorando los resultados empresariales. Al fin y al cabo ese es el fin último de la tecnología, mejorar el rendimiento y productividad de la organización.

 

 

 

Marta Barajas Marcos

Administrativa y Gestora de Recursos Humanos.

Suscribete

Artículos Recientes